Feb 17



Uno de los problemas que nos podemos encontrar en un proyecto web es el contenido duplicado. En estas situaciones se recomienda siempre hacer uso de lo que se denomina el tag de URL Canónica y que fue introducida por Google para evitar estos problemas de indexación que por otras razones no pueden solventarse.

Su funcionamiento es igual que una redirección 301 pero siempre teniendo en cuenta que nos basamos en un mismo dominio.

Sintaxis:

<link rel=”canonical” href=”http://www.example.com/product.php?item=swedish-fish” />

En este caso lo que estamos diciendo es que la URL original es la mostrada en la etiqueta y por lo tanto Google no tomará en cuenta la URL en la que se encuentre derivando TODO el valor hacia la URL canónica.

Uno de los usos por los que se recomienda hacer uso de este tag es cuando no es sencillo implementar una redirección 301 o bien no es posible hacerla. Estamos hablando de las páginas de afiliados.

Estas páginas de afiliados suelen contener un ID identificativo en su URL para determinar quién es el afiliado que nos está derivando este tráfico y por lo tanto va a mostrar el mismo contenido.

Imaginemos la URL anterior junto a un ID de afiliado:

href=”http://www.example.com/product.php?item=swedish-fish&ID=250”

Si cambiamos el ID del afiliado por otro ID totalmente diferente, vamos a mostrar el mismo contenido para uno que para otro. Y a su vez esa URL está recibiendo un link que los buscadores van a tener presente y por lo tanto van a indexar generando así un problema de contenido duplicado.

Ocurre algo similar en los listados con paginación donde podemos sufrir el riesgo de disponer el mismo contenido.

Otras ocasiones pueden ser generadas como hemos dicho por la dificultad de presentar una redirección 301 en el contenido duplicado y por lo tanto es una solución que debemos contemplar.

Más información en:

http://googlewebmastercentral.blogspot.com/2009/12/handling-legitimate-cross-domain.html

http://www.google.com/support/webmasters/bin/answer.py?answer=139394