Jun 26

Con la revolución de Internet todas las opiniones quedan escritas para la posteridad, y es que internet puede ser un aliado pero también un enemigo. Tan solo hay que ver la cantidad de quejas que se acumulan en internet.

Si hacemos una comparativa, podemos ver diferentes quejas de Vodafone que quedan reflejadas como esta, pero no es la única compañía. Si hacemos una búsqueda de las diferentes compañías, podemos ver como Movistar, Orange, Jazztell, Vodafone… todas y cada una de ellas ofrecen varios resultados sobre quejas, ya sean por el servicio prestado o no prestado como por problemas de facturación.

El caso es que estas compañías parecen no hacer caso a estas quejas y no intentan limpiar su reputación online. Deben ser tantas las quejas que se amontonan en sus Call Centers que no le darán importancia a lo que se pueda decir de ellos en Internet, y desde mi punto de vista esto puede ser un grave error. En el momento en que estas quejas se expandan a las redes sociales en vez de quedar escritas en un blog o un foro visitado solo por unas millares de personas, la viralidad de estas hará que se expanda como la pólvora. Y es que las redes sociales tienen esa capacidad de llegar donde otros medios no llegan.

En el caso de Movistar ya hay 3 grupos creados sobre quejas de la compañía y un perfil para el mismo efecto. Es posible que con el tiempo vayan a más o que se expandan, también puede ocurrir lo contrario, la intervención de un Community Manager capaz de gestionar cualquiera de las crisis que vayan apareciendo y que puedan ser perjudiciales para la empresa.

Sin duda hoy por hoy estas compañías prefieren gastarse X millones en marketing para esconder sus cojeras en vez de invertir por mejorar sus flaquezas.